Taza “No Seré un Fresón, pero Me Quiero Mogollón”

¡Se acabó la baja autoestima! A veces necesitamos que nos recuerden que no necesitamos ser un pivón para amarnos a nosotras mismas. Cuando te mires al espejo y una vocecita en tu cabeza te diga: “qué mala cara tienes”, respóndele diciendo: “Tururú! Me quiero más que tú!”

8,00 iva incluido

Solo quedan 1 disponibles