tormenta

Después de leer esto, querrás temblar de miedo

Hace un par de noches dormía profundamente cuando se inició una de esas tormentas de verano que hacen de agosto un mes mucho más emocionante. La tormenta parecía dispuesta a aposentar su hermoso epicentro encima de nuestra casa para deleitarnos con su poderío. Pero no le debió de sentar muy bien que yo estuviera en modo off y no me hubiera percatado de su grandiosidad, así que comenzó a llamarme para que me despertara. Primero lo intentó con una lluvia torrencial, luego con vientos que estaban haciendo las prácticas para ser huracanados, más tarde con relámpagos que iluminaban la habitación… Leer más »Después de leer esto, querrás temblar de miedo