Receta para prevenir el Coronavirus del Dr. Seong-Che Bahk

Si buscas una receta para prevenir el contagio por Coronavirus, no te voy a dar una, sino DOS, que nos ha pasado el Dr. Seong-Che Bahk. Pero antes de nada, te voy a contar un poco de dónde han salido.

Hace poco fui a la frutería y escuché a dos mujeres hablando. Una de ellas le comentaba que su marido tenía una lesión grave en el tobillo y que los médicos no le daban solución. Y la amiga le dijo: «Que vaya al chino de Talavera, que ese lo cura todo». Cuando llegué a casa se lo conté a Edu y se puso en modo «investigador» para saber quién era ese chino y si realmente era bueno o sólo un curandero más. Investigando descubrimos primero que no era chino, sino coreano, segundo, que no estaba exactamente en Talavera, sino en Calera y Chozas, y tercero que no era sólo un curandero, sino un médico formado en Seul con un gran renombre a nivel internacional. Comparto esta entrevista para que conozcáis más sobre el Dr. Bahk.

Viendo que ofrecía soluciones a todo tipo de enfermedades comenzamos a ir, principalmente porque yo llevaba demasiado tiempo con problemas para dormir por la noche, tenía mucha alergia y además, llevaba unas semanas con una ansiedad y un estrés enorme con el trabajo. Así que decidimos probar la «tortura coreana», en la que te queman la piel, te clavan agujas como si fueran estocadas de torero y el doctor te remata con golpes mortales de taekowndo jajajajaja Ahora en serio, las técnicas que utiliza son la moxibustión con Artemisia, la acupuntura y la quiropráctica. El Dr. Bahk tiene tal experiencia que con sólo mirarme un poco por encima, me detectó una hernia de disco en la lumbo-ciática, dislocamiento de cadera y otra lesión en la escápula izquierda. Alucino pepinillos. Llevamos un mes acudiendo, pero ya estoy volviendo a ser persona, dejando de necesitar estar con el pañuelo en la mano día y noche por la alergia, lo cual me hace dormir mucho mejor por la noche, la ansiedad ha desaparecido por completo y mi postura corporal ha mejorado considerablemente. Mano de santo-torturador-coreano.

El otro día el Dr. Bahk al terminar la consulta nos dio una receta para prevenir el contagio del coronavirus y nos pidió que la compartiéramos con nuestros conocidos, así que he creado esta infografía con la misma para que os sea más fácil hacerla.

Es la mar de sencilla y la mar de potente, Infusión de Pimenta de Cayena + Jengibre + Canela (opcional). Yo pienso que esto no es para el coronavirus en sí, esto es que si tienes cojones de tomártela, no hay virus en el mundo con cojones de entrar en tu organismo. Edu y yo la estamos tomando, ya que somos de probar todo aquello que sea beneficioso para la salud, y sí, pica, quema y es súper potente. Pero en 3 días ya hemos notado un cambio. Edu el otro día al ir al baño, expulsó una cagada (perdonadme por ser tan poco fina) que dejó una peste a tabaco en el baño durante horas, como si se hubiera encerrado ahí a fumar como un loco. Y lo curioso de esto es que Edu lleva 14 años sin fumar…. Y yo estoy con una energía y una claridad mental que no he sentido prácticamente nunca en mi vida, así que estoy tan encantada, que seguiré tomándomelo indefinidamente para experimentar todos sus beneficios.

Y no es de extrañar que sea tan potente, investigando un poco por las redes, tanto la Pimienta de Cayena como el Jengibre tienen una cantidad enorme de beneficios para la salud. Resumiendo los beneficios de la Cayena: favorece la digestión, elimina la mucosidad, aumenta el metabolismo, desintoxica el organismo, reduce el dolor(especialmente los de cabeza, muelas y articulaciones), es antibacteriana y antifúngica, cuida el corazón, es antioxidante, reduce las alergias y mejora el estreñimiento. Y en cuanto a beneficios del jengibre: mejora la circulación sanguínea, previene gripes y resfriados, favorece la digestión y la absorción de nutrientes, refuerza el sistema inmunitario, alivia dolores articulares y como remate es un afrodisiaco natural. Así que ya sabéis, ¡a beber y a disfrutar! 😉

Y si a todo esto se le añade una rama de canela (que mi recomendación es que sea Canela de Ceilán, porque es la más saludable), le añadimos un extra de beneficios: tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, favorece el control de la glucosa, relaja los músculos, calma los dolores menstruales, contribuye a cuidar la salud ósea, regula el tránsito intestinal, ayuda a estimular la actividad cerebral. Así que con la canela nos volvemos un poco más listos o un poco menos tontos, que no es lo mismo, pero ambas cosas nos vienen la mar de bien 😉

Más de uno pensará que si te tomas esta infusión acabarás o con hemorroides o con úlcera de estómago. Pues ante la duda, ayer le consulté al doctor y me dijo con respecto a las hemorroides, que las que salían eran buenas. Me explicó que si te haces un corte en la mano, cuando empieza a cicatrizar se inflama la zona, quema y pica. Pues lo mismo ocurre en el ano. Lo malo es tener una herida abierta en él, y lo bueno es que aparezcan las primeras hemorroides porque eso indica que está sanando. Me afirmó que si se continúa tomando, las hemorroides acaban desapareciendo por completo. Y con respecto a la úlcera de estómago, me dijo que si tomas la guindilla troceada, sí que es perjudicial para el estómago y puede provocarte úlcera de estómago, pero que si la tomas en polvo o en infusión, no sólo no es perjudicial, sino que cura úlceras de estómago e incluso ha llegado a curar cánceres de estómago. Pero como me dijo él… «si lo dices tú te van a decir que estás loca, que me llamen y yo hablo con ellos» . Así que cualquier duda al profesional, que yo sólo soy comunicadora de mi propia experiencia. Y para que le conozcáis otro poquito más y veáis que es más majo que las pesetas, comparto con vosotros una entrevista que le han hecho hace poco en la Cadena SER con respecto al Coronavirus.

Además, el Dr. Bahk nos pasó otra receta para prevenir el contagio del coronavirus. Y consiste en hacer nuestro propio desinfectante de manos casero, de forma súper sencilla y mucho más barato que el que venden en las tiendas. Para conseguir 100mL de desinfectante, sólo necesitáis:
– 70 mL de etanol o alcohol
– 10 mL de glicerina o 10 gramos de vaselina
– Un vaso de 20 mL de agua destilada.
Echamos todos los ingredientes en un pulverizador, mezclamos bien y ¡tachán! nuestro desinfectante de manos en un periquete.

Si probáis cualquiera de estas recetas me encantará que me comentéis vuestra experiencia. ¡Os deseo la mejor salud que se pueda llegar a tener!

Deja un comentario