La fresita
que no quería
ser cupcake

Es el primer cuento que he escrito e ilustrado y ya puedes conseguirlo en formato digital.

Un emotivo cuento sobre la importancia de creer en ti mismo para hacer tus sueños realidad

¿Qué opinan los lectores?

La Fresita que no quería ser cupcake es un cuento ilustrado que tiene un mensaje importante: ¡Cree en ti!

Narra la historia de una fresita que siente que es única, diferente y especial y sueña con hacer llorar de la emoción al afortunado que la deguste al natural.

Pero vive en un huerto en el que todas las fresas están destinadas a convertirse en cupcakes, por lo que tendrá que superar todo tipo de obstáculos para poder convertirse en un postre crudo.

Vivimos en una sociedad en la que cada vez está todo más organizado y dirigido para que no tengamos que pensar, sólo dejarnos llevar por la corriente y de este modo acabar todos encajando en el mismo molde. Pero somos muchos los que sentimos que ese molde no está hecho para nosotros (o no nos da la gana de entrar en el molde) y que queremos hacer algo que realmente nos haga sentirnos plenos, felices y realizados.

¿Qué hacer cuando todo tu entorno (familia, amigos, profesores, conocidos, TV…) te empuja para que vayas por un camino pero tu corazón te pide a gritos que vayas por otro?

Fresita nos mostrará a través de su historia, que escuchar a esa vocecita crítica que todos tenemos en nuestra cabeza y dejarnos arrastrar por las emociones puede llevarnos donde NO queremos estar. Nos enseñará un truco fácil para callar a la vocecita y controlar nuestras emociones antes de que éstas nos controlen a nosotros. Y nos ayudará a comprender que la clave para llegar a donde sí queremos está en escuchar a nuestro corazón y creer en nosotros mismos.

Los más peques también lo disfrutan

¿Quién está detrás del cuento?

Hola, me llamo Sara Sovrano y tengo tres pasiones: la creación artística, el desarrollo personal y la naturaleza.

Decidí comenzar a escribir cuentos cuando quise regalarle unos cuentos a mis sobrinos y no encontraba ninguno que tuviera un mensaje que me convenciera. Considero que un cuento es una herramienta muy valiosa para ayudar a formar en valores y a impulsar a los niños (y a los no tan niños) a ser mejores personas.

La Fresita que no quería ser cupcake es el primer cuento que he escrito e ilustrado. En cierto modo es autobiográfico, ya que al igual que la fresita no quiere mezclarse con la masa y perder su individualidad, yo sentía que no encajaba en el “molde” de la sociedad, pero aún así, me dejé arrastrar por lo que los demás esperaban de mi y acabé a punto de tomar antidepresivos. Fue ahí cuando lo dejé todo y comencé de cero para encontrarme a mí misma y reconectar con lo que de verdad quería hacer. Podéis conocer más detalles de mi historia en mi biografía.

La fresita
que no quería
ser cupcake

Un emotivo cuento sobre la importancia de creer en ti mismo para hacer tus sueños realidad