Cuarto menguante

  • Sara 

Si algo me ha caracterizado a lo largo de mi vida, es mi fascinación por la luna. Nunca he sabido qué era exactamente lo que me llamaba la atención de ella, pero me parecía algo tan mágico, tan poderoso y tan hermoso, que creía que ella era capaz de transformar mi vida.

A los 14-15 años aproximadamente fue cuando comencé a leer acerca de los rituales que se hacían con la luna, las actividades que había que realizar en cada una de las fases para favorecer los cultivos, la salud, la abundancia, etc…

Supersticiosamente, desde que leí que había que cortarse el cabello en luna llena o en cuarto creciente, cada vez que tengo que ir a la peluquería, lo primero que hago es mirar el calendario lunar y cuadrar la cita con la fase de la luna. He de decir que llevo haciendo este ritual más de 10 años y mi cabello no ha mejorado considerablemente… de hecho siempre ha sido fuerte, sano y brillante, y hace un año y medio se estropeó muchísimo, lo tenía seco, débil y quebradizo… ¿sería la luna? Curiosamente cuando comencé a eliminar toxinas del cuerpo y a tomar alimentos ricos en vitaminas, mi cabello comenzó a recuperarse… (Oooohhhh magia!!!)

El reto que se me resiste desde hace dos años es montar en bicicleta dos veces a la semana. Tengo una bicicleta estática en casa y un porrón de programas de spinning entretenidos en el ordenador. El caso es que aunque disfruto muchísimo haciéndolo, me cuesta enormemente ponerme a ello. La última vez que me propuse comenzar el nuevo hábito de montar en bicicleta, una amiga me dijo: “No empieces hoy, empieza dentro de dos días que es cuarto creciente en leo, y es el momento ideal para comenzar nuevos proyectos”. Y le hice caso, a los dos días me subí a la bicicleta emocionada, comencé a pedalear como loca, lo di todo y me lo pasé genial. Y di tanto, que las agujetas me duraron más de lo previsto, así que fue la primera y la última vez que me subí a la bici… Siempre he sentido que iba a contracorriente, ¿quizás tenía que empezar en otra fase lunar? No, va a ser que era yo auto-saboteándome.

Así que hoy estamos en cuarto menguante y he decidido que no hay astro que me impida hacer lo que es bueno para mí. Sé que es bueno para mí ejercitar mi cuerpo, y no sólo lo sé, sino que me gusta, que es lo más grave!!! ¿Qué es lo que me impide hacer lo que me gusta? YO. Así que hoy es el primer día del resto de mi vida: he decidido comenzar varios retos que van a ir aumentando en intensidad y dificultad progresivamente (por eso de las agujetas y el auto-sabotaje). Entre mis retos, he incluido hacer dos días a la semana spinning, hacer burpees a diario y escribir un post de al menos 500 palabras cada día. Hoy estoy rebelde y he decidido lanzarme a pesar de la luna en cuarto menguante. Ya he cumplido mis retos de hoy, mañana continuaré a pesar de que cada vez está mas cerca la luna nueva (horror… no hay luna!!! ¿y yo qué voy a hacer??? jajajaja)

¿Y tú, tienes algún reto que se te resista y culpes de ello a la luna, la crisis, tu familia, tu jefe, etc?

Deja tu comentario abajo, que estaré encantada de leerlo!

Deja un comentario