5 retos para superar la Esquezofrenia

  • Sara 

En Cómo la libertad coarta la creatividad, hice hincapié en la importancia de ponernos algunos límites para desarrollar nuestra capacidad de inventiva. Pero ¿qué pasa cuando nos excedemos a la hora de poner límites? Que bloqueamos igualmente cualquier posibilidad de cambio, de evolución y de realizar cualquier acto creativo. Como dijo Aristóteles: “La virtud es una disposición voluntaria adquirida, que consiste en un término medio entre dos extremos malos, uno por exceso y otro por defecto”.

Una de las mayores lacras que sufre nuestra sociedad es la de la Esquezofrenia, que es muy difícil de identificar por quien la padece, pero muy fácil de percibir por quienes están a su alrededor. ¿En qué consiste la Esquezofrenia? En poner excusas para todo:

  • ¡Esque… no tengo suficiente talento y no se me da bien hacer esto!
  • ¡Esque… no tengo dinero para llevar a cabo mis proyectos!
  • ¡Esque… no tengo tiempo!
  • ¡Esque… no puedo hacerlo!
  • ¡Esque… es muy difícil, es imposible de sacar adelante!
  • ¡Esque… es demasiado fácil y no me motiva!
  • ¡Esque… se ha hecho siempre así y no hace falta cambiar nada!
  • ¡Esque… no sé cómo!

Es importante destacar que cuando los Esquezofrénicos son desenmascarados por alguien de su entorno, suelen cambiar los “Esque” por “Sí, pero…”. Cada Esque y cada Pero simplemente están cerrando las puertas a algo diferente, a algo nuevo, a algún reto… y como ya he comentado en artículos anteriores, no hay nada que incentive más la creatividad que un RETO.

Un reto supone abrir la mente a otras posibilidades y ofrecer soluciones diferentes para una misma situación o problema. Cada reto dispara la creatividad, y cada Esque o cada Pero, la bloquean porque te mantienen en la zona de confort.

Para saber si eres Esquezofrénico voy a plantearte una serie de retos. Quiero que cuando leas cada uno de estos retos, estés atento a esa “vocecita” que está dentro de tu cabeza, por si lanza algún Esque, algún Pero, o si se inventa alguna excusa con una conjunción diferente (hay vocecitas muy retorcidas).

Aquí van 5 retos para detectar y superar la Esquezofrenia:

  1. Apúntate a alguna actividad que no hayas practicado nunca: jardinería, tango, crossfit, cocina, aeromodelismo, risoterapia, tricotar… hay miles, apúntate a la más loca.
  2. Mantén una conversación durante más de 5 minutos con un vecino que no incluya estos temas: la familia, el tiempo, la crisis, la salud, el trabajo o el fútbol.
  3. Súbete en un banco de un sitio público y baila de la forma más ridícula que se te ocurra durante 5 minutos. Aprovecha para innovar con los pasos, hay miles de pasos ridículos 😉
  4. Prepara una maleta para una escapada de fin de semana. Ve a la estación de autobús, tren o avión y súbete al primero que tenga billetes disponibles, sea el lugar que sea. Disfruta de una auténtica aventura y déjate sorprender por lo que puedas descubrir por el camino.
  5. Enfréntate a tu mayor miedo: si son las alturas, viaja en globo; si son las arañas, ponte una en la palma de la mano; si es hablar en público, da una charla en algún lugar público.

¿Cuantos Esques y Peros has escuchado de tu “vocecita”? ¿Te atreves a cumplir alguno de estos retos?

Deja tu comentario abajo y cuéntanos tu experiencia!!

Retos y abrazos!!!

Deja un comentario